Historia Mitológica

Ubicado en el norte de Europa, Letonia es un país joven y moderno.   Uno de sus mayores atractivos de este país es su rica historia ligada desde tiempos remotos a la cultura centroeuropea.

Es por ello que ofrece miles de rincones por descubrir y nuevas experiencias que vivir; sus castillos y fortalezas del Valle del Río Gauja, el Palacio Rastrelli en Rundale, las paradisíacas playas de la costa letona o parques y parajes naturales de incomparable belleza.

Por lo tanto, el ocio y la diversión están garantizados en cualquier parte del país, que cada viajero apasionado incluya en su ruta del descubrimiento

Riga, la capital de Letonia, no solo es la joya de la corona de Letonia, sino también de los países bálticos. Es la ciudad más grande de los estados bálticos y en ella reside un tercio de la población de este país, la cual ostenta el gozo de conservar el casco antiguo de Riga como un Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Riga también es conocida como una joya arquitectónica: una ciudad donde se pueden ver iglesias de los orígenes de la ciudad, edificios medievales en el casco antiguo, ejemplos únicos de Art Nouveau, así como arquitectura de madera que ha sobrevivido a los siglos y joyas arquitectónicas modernas.

Lugares Poco Frecuentados

A nuestros viajeros les gusta vivir una experiencia innovadora al descubrir aquellas riquezas que esconde rincón de su destino elegido.

A continuación, te mostramos lugar poco frecuentados para que seas tú el primero en experimentar una vivencia inolvidable

Liepãja
Ciudad al oeste de Letonia, es la tercera ciudad más grande del país y tiene el puente más grande de la zona, así como un importante puerto en el mar Báltico. Es una ciudad de contrastes, cada paso que das es un cambio total. Desde una playa virgen hasta un edificio moderno. Disfrutarás de conciertos de música clásica con su excelente Orquesta Sinfónica, o bien, conocerás lugares de los que han nacido muchos músicos de rock letones. Liepāja es la ciudad de la música, el viento y el mar. Cada viajero podrá encontrar una actividad u atracciones turísticas únicas, varios eventos o una multitud de opciones de entretenimiento. Es tan cautivadora que es tratada por los letones como un niño favorito. Muchos tratan a esta ciudad costera como el destino ideal para una luna de miel privada, indultarse en los cafés de la ciudad con un buen desayuno y mucho más.
Jelgava
Dicen que, al visitar esta ciudad, quedamos totalmente enamorados de la misma. Es una de las ciudades más grandes de Letonia, que engloba una historia ancestral. Se tendrá la oportunidad de relajarse, tener nuevas impresiones y enriquecer la vida cultural. Descubrirás los secretos que esconden las paredes de lo que fue la torre de la Iglesia de la Santísima Trinidad, con una antigüedad superior a 400 años, aprovechando tu visita con exposiciones de historia moderna e interactiva. Y, mejor aún, será la visita que podrás apreciar de la ciudad, desde una mirado a 37 metros de altura. Otro punto de interés recomendado es la antigua residencia de los Duques de Kurzeme y Zemgale, el palacio de estilo barroco más grande entre todos los Estados Bálticos. Hoy en día utilizado como sede de la Universidad de Ciencias de la Vida y Tecnologías. Visitando su museo, podrás conocer la historia de tan majestuoso edificio. Si te animas a visitar la ciudad en invierno, podrías disfrutar el Festival Internacional de Esculturas de Hielo. Si visitas la ciudad en verano, también hay un evento similar para esculturas de arena. Si quieres disfrutar de un festival gastronómico, aprovecha la oportunidad a final del verano. Eso sí, comienza a disfrutar en verano con los residentes de Jelgava, durante tres días (a finales de mayo) en el Festival de la Ciudad de Jelgava. Muchas actividades que incluyen exhibiciones, conciertos, desfiles y espectáculos. Todo listo para tu llegada.
Alüskne
Pequeña población al este de Letonia con datos históricos de su asentamiento, desde el siglo VII. Al estar próxima a la frontera con Rusia, su ubicación ha sido estratégica en lo que a relación comercial en Riga y Pskov (Rusia), se refiere. Además, sus paisajes son majestuosos en cualquier época del año, enriquecidos por el lago que lleva el mismo nombre. Es más, muchas veces deseamos tener en el mejor punto desde el cual tomar una hermosas fotos y aquí es posible cumplirlo, ya que estarás visitando la ciudad con el punto más elevado sobre el nivel del mar, en Letonia. Alūksne es el lugar donde la Biblia fue traducida al letón por primera vez. En honor a la traducción, el pastor Ernst Glück plantó robles. Fue a finales del siglo XVII, pero todavía hoy, cuando te animes a visitar la ciudad, aún los puedes tocar.
Liepãja
Ciudad al oeste de Letonia, es la tercera ciudad más grande del país y tiene el puente más grande de la zona, así como un importante puerto en el mar Báltico. Es una ciudad de contrastes, cada paso que das es un cambio total. Desde una playa virgen hasta un edificio moderno. Disfrutarás de conciertos de música clásica con su excelente Orquesta Sinfónica, o bien, conocerás lugares de los que han nacido muchos músicos de rock letones. Liepāja es la ciudad de la música, el viento y el mar. Cada viajero podrá encontrar una actividad u atracciones turísticas únicas, varios eventos o una multitud de opciones de entretenimiento. Es tan cautivadora que es tratada por los letones como un niño favorito. Muchos tratan a esta ciudad costera como el destino ideal para una luna de miel privada, indultarse en los cafés de la ciudad con un buen desayuno y mucho más.
Jelgava
Dicen que, al visitar esta ciudad, quedamos totalmente enamorados de la misma. Es una de las ciudades más grandes de Letonia, que engloba una historia ancestral. Se tendrá la oportunidad de relajarse, tener nuevas impresiones y enriquecer la vida cultural. Descubrirás los secretos que esconden las paredes de lo que fue la torre de la Iglesia de la Santísima Trinidad, con una antigüedad superior a 400 años, aprovechando tu visita con exposiciones de historia moderna e interactiva. Y, mejor aún, será la visita que podrás apreciar de la ciudad, desde una mirado a 37 metros de altura. Otro punto de interés recomendado es la antigua residencia de los Duques de Kurzeme y Zemgale, el palacio de estilo barroco más grande entre todos los Estados Bálticos. Hoy en día utilizado como sede de la Universidad de Ciencias de la Vida y Tecnologías. Visitando su museo, podrás conocer la historia de tan majestuoso edificio. Si te animas a visitar la ciudad en invierno, podrías disfrutar el Festival Internacional de Esculturas de Hielo. Si visitas la ciudad en verano, también hay un evento similar para esculturas de arena. Si quieres disfrutar de un festival gastronómico, aprovecha la oportunidad a final del verano. Eso sí, comienza a disfrutar en verano con los residentes de Jelgava, durante tres días (a finales de mayo) en el Festival de la Ciudad de Jelgava. Muchas actividades que incluyen exhibiciones, conciertos, desfiles y espectáculos. Todo listo para tu llegada.
Alüskne
Pequeña población al este de Letonia con datos históricos de su asentamiento, desde el siglo VII. Al estar próxima a la frontera con Rusia, su ubicación ha sido estratégica en lo que a relación comercial en Riga y Pskov (Rusia), se refiere. Además, sus paisajes son majestuosos en cualquier época del año, enriquecidos por el lago que lleva el mismo nombre. Es más, muchas veces deseamos tener en el mejor punto desde el cual tomar una hermosas fotos y aquí es posible cumplirlo, ya que estarás visitando la ciudad con el punto más elevado sobre el nivel del mar, en Letonia. Alūksne es el lugar donde la Biblia fue traducida al letón por primera vez. En honor a la traducción, el pastor Ernst Glück plantó robles. Fue a finales del siglo XVII, pero todavía hoy, cuando te animes a visitar la ciudad, aún los puedes tocar.

Cultura Gastronómica

Letonia tiene sus puertas abiertas, en su Museos podrás conocer su historia, culturas y tradiciones.  Y, en sus comidas, comprobarás el origen orgánico de sus ingredientes, ya que no hay grandes distancias entre el campo y los proveedores de sus productos naturales, base de la gastronomía tradicional.  Al recorrer el país, se puede disfrutar de una auténtica comida tradicional, en restaurantes y pubs ubicados en medio del campo.  Si se ve la marca «Latviešu virtuve» en un restaurante, puedes estar seguro de que sirven comida de origen local y basada en la tradición letona.

Nuestros Expertos

Siempre todo estará bajo control y continuamente estaremos a tu lado.

Nuestros guías expertos te acompañan en todo momento para descubrir la riqueza del lugar que visitas haciéndote sentir parte de ellos.

¡Háblanos de tu viaje soñado!