Historia Mitológica

El Perú es uno de los países más variados del mundo. Un país multicultural, lleno de tradiciones, una laureada gastronomía y vastas reservas naturales. Posee 12 patrimonios mundiales reconocidos por Unesco y es dueño de 84 de las 117 zonas de vida que existen en el mundo.

El español es el idioma oficial del Perú. Sin embargo, en el país se hablan 47 lenguas nativas, incluyendo el quechua y el aymara.  Ello es una muestra de ser un país de civilizaciones muy antiguas, que comenzaron su desarrollo hace más de diez milenios en las frías punas altoandinas.

Caral es la culminación de un primer proceso cultural al que se le denomina Periodo Inicial, cuyas principales características son la construcción de templos escalonados de adobe, plazas circulares y pequeñas aldeas alrededor de los centros de culto y administración. A esta etapa pertenecen sitios arqueológicos notables como Sechín, en la costa de Áncash, y el Templo de las Manos Cruzadas de Kotosh, en Huánuco.

Unos mil años más tarde surgió Chavín, en los Andes norcentrales, en el departamento de Áncash.

Hacia el 700 a. C. apareció en la costa central otra cultura fascinante, los primeros grandes pobladores del desierto: Paracas, cuyos pobladores fueron hábiles tejedores –sus grandes telares de intrincados diseños han dado la vuelta al mundo– y destacaron por la forma de enterrar a sus muertos.

Durante los primeros siglos de nuestra era y tras la hegemonía Chavín, aparecieron diversos señoríos a lo largo del territorio; entre ellos destacan los Mochica, que extendieron su dominio por casi toda la costa norte del Perú.

Tras este primer desarrollo, apareció lo que se denomina el primer imperio regional: Wari, hacia el 550 d. C. Como una continuación de la cultura Tiahuanaco, forjada en el altiplano de Perú y Bolivia, los Wari dominaron un territorio extenso y configuraron lo que luego se convertiría en el Tahuantinsuyo. Fueron ellos quienes comenzaron con el trazo de los grandes caminos prehispánicos y sentaron las bases de la administración social y del territorio que luego heredarían los Incas del Cusco.

Con la desaparición de Wari, aproximadamente en 1 200 d. C. comienza el periodo Intermedio Tardío, una segunda oleada de desarrollos regionales donde se destacan los Chimú, quienes edificaron la extensa ciudad de Chan Chan, la construcción de adobe más grande del mundo desde la época precolombina.

Este es también el tiempo de los Chachapoyas, los ‘hombres de las nubes’, habitantes de los exuberantes bosques de neblina de Amazonas, donde levantaron las más alucinantes ciudades y mausoleos mediante excavaciones en filosos acantilados.  Las evidencias indican que en Machu Picchu aportaron su granito de arena, al igual que otras culturas como los cañarís, bajo las órdenes de los incas para representar un puesto de control en los territorios selváticos conquistados por su imperio.

Lugares Poco Frecuentados

Es muy interesante recorrer su historia e ir descubriendo Perú, según los paisajes que cada uno quiere apreciar:

Desierto
Las dunas de sus enormes desiertos resguardan el legado cultural e histórico de antiguas civilizaciones, como también son la locación de un oasis que parece sacado de una película o un cuento de hadas. En Ica abundan las hermosas playas con aguas refrescantes. Ese mismo mar que sirve para practicar tus chapuzones con tu familia y amigos, también es el hábitat de hermosas especies de fauna silvestre, que están ansiosas porque las visites. No es una exageración: en Ica hay una actividad distinta para cada tipo de turista. Es un lugar donde el tiempo pasa volando, porque siempre hay algo qué hacer. La capital gastronómica no solo del Perú, sino de Sudamérica y -por qué no decirlo- próximamente del mundo entero: quien llega a Lima queda encantado por la variada, deliciosa y prestigiosa comida que se sirve en sus mesas; con recetas milenarias, platillos fusionados con otras culturas y una sazón realmente única. Sin embargo, el darle un buen trato y engreír a tu paladar no es lo único que conseguirás en las calles limeñas. No por nada es una de las regiones más importantes y visitadas del país incaico, que tiene un sinfín de actividades, atractivos y experiencias para todos los gustos. Si estás listo para combinar historia y aventura, la capital del Perú tiene que ser tu próximo destino.
Montaña y Selva
Un área en el que las ciudades se esconden en la selva es el Amazonas. Esta región alberga maravillas naturales, culturales y arqueológicas que eran desconocidas hasta hace poco, convirtiéndolo en uno de los lugares favoritos para hacer turismo y descubrir historias nunca antes escuchadas. Así que ya sabes: si lo que quieres es asombrarte en cada paso que des, por sus magníficos escenarios naturales e historia milenaria que expone para sus visitantes, Amazonas es el lugar indicado. Porque nada en el mundo se comparará a realizar una caminata por una trocha húmeda y fresca, mientras que el sol intenta colarse por los efímeros huecos que dejan los árboles, para llegar a la meta final y quedar impresionado por una imponente catarata. Más al sur del país, tienes un lugar plagado de atractivos y encantos. La casa del Lago Titicaca de donde, según cuenta la leyenda, emergieron desde sus aguas los hijos del Sol, Manco Cápac y Mama Ocllo, para civilizar a las masas, venerar al Dios Sol y fundar el poderoso Imperio Incaico. Así es Puno, lleno de misticismo e historia milenaria, donde su gente te encantará, su clima te fortalecerá y sus atractivos te enamorarán. Porque en Puno todo está relacionado con la historia del antiguo Perú, ese del cual surgieron las primeras civilizaciones, y que aún conservan sus enseñanzas y prácticas hasta el día de hoy: basta con ver sus pueblos originarios, en las que practican aún costumbres ancestrales que terminan siendo uno de los atractivos más poderosos para los visitantes.
Valles
Si en paisajes montañosos buscas historia, aventura, paisajes fabulosos, vida silvestre, gastronomía, arte y mucho más, la Villa de Nuestra Señora de la Asunta de Arequipa lo esconde para que los descubras, ya que está custodiada firmemente por su atractivo natural más imponente: el volcán Misti. Al sur del Perú, entre la costa y los andes, se encuentra una región que lo tiene todo. Tacna alberga monumentos históricos, pinturas rupestres, petroglifos, deslumbrantes playas, aguas termales y –como cereza del pastel- una deliciosa y variada gastronomía. Conocida como La ciudad heroica, no solo enamora por su belleza paisajística, sino por el patriotismo que se respira en sus calles. Y es que, hace poco menos de un siglo –en 1929-, Tacna, tras la firma del Tratado de Lima, volvió a territorio peruano, desatando así, alegría en sus pobladores que nunca olvidaron sus orígenes. Pero este viaje no estará completo si es que no te unes al espíritu incaico. Sí, hablamos de una visita a una de las maravillas modernas del mundo, la gran joya cusqueña y del Perú: el imponente, venerado y ostentoso Santuario Histórico de Machu Picchu, el punto final y de partida de todo turista que visita el Cusco, antigua capital de Perú. Este Patrimonio cultural y natural de la humanidad fue uno de los centros religiosos, culturales y políticos más importantes del imperio incaico y quienes lo visitan, coinciden en que se siente una energía única.
Playas
Puedes combinar todo este recorrido histórico y cultural, sin olvidar alistar en tus maletas tu toalla, sandalias, ropa de baño y bloqueador solar, apuntando al destino indicado, por no decir el perfecto. En los balnearios de La Libertad encontrarás largos espacios de arena fina, con aguas mansas para aquellos que quieran darse un chapuzón u olas perfectas para los que quieran aprender a surfear o para los amantes de los deportes acuáticos.
Desierto
Las dunas de sus enormes desiertos resguardan el legado cultural e histórico de antiguas civilizaciones, como también son la locación de un oasis que parece sacado de una película o un cuento de hadas. En Ica abundan las hermosas playas con aguas refrescantes. Ese mismo mar que sirve para practicar tus chapuzones con tu familia y amigos, también es el hábitat de hermosas especies de fauna silvestre, que están ansiosas porque las visites. No es una exageración: en Ica hay una actividad distinta para cada tipo de turista. Es un lugar donde el tiempo pasa volando, porque siempre hay algo qué hacer. La capital gastronómica no solo del Perú, sino de Sudamérica y -por qué no decirlo- próximamente del mundo entero: quien llega a Lima queda encantado por la variada, deliciosa y prestigiosa comida que se sirve en sus mesas; con recetas milenarias, platillos fusionados con otras culturas y una sazón realmente única. Sin embargo, el darle un buen trato y engreír a tu paladar no es lo único que conseguirás en las calles limeñas. No por nada es una de las regiones más importantes y visitadas del país incaico, que tiene un sinfín de actividades, atractivos y experiencias para todos los gustos. Si estás listo para combinar historia y aventura, la capital del Perú tiene que ser tu próximo destino.
Montaña y Selva
Un área en el que las ciudades se esconden en la selva es el Amazonas. Esta región alberga maravillas naturales, culturales y arqueológicas que eran desconocidas hasta hace poco, convirtiéndolo en uno de los lugares favoritos para hacer turismo y descubrir historias nunca antes escuchadas. Así que ya sabes: si lo que quieres es asombrarte en cada paso que des, por sus magníficos escenarios naturales e historia milenaria que expone para sus visitantes, Amazonas es el lugar indicado. Porque nada en el mundo se comparará a realizar una caminata por una trocha húmeda y fresca, mientras que el sol intenta colarse por los efímeros huecos que dejan los árboles, para llegar a la meta final y quedar impresionado por una imponente catarata. Más al sur del país, tienes un lugar plagado de atractivos y encantos. La casa del Lago Titicaca de donde, según cuenta la leyenda, emergieron desde sus aguas los hijos del Sol, Manco Cápac y Mama Ocllo, para civilizar a las masas, venerar al Dios Sol y fundar el poderoso Imperio Incaico. Así es Puno, lleno de misticismo e historia milenaria, donde su gente te encantará, su clima te fortalecerá y sus atractivos te enamorarán. Porque en Puno todo está relacionado con la historia del antiguo Perú, ese del cual surgieron las primeras civilizaciones, y que aún conservan sus enseñanzas y prácticas hasta el día de hoy: basta con ver sus pueblos originarios, en las que practican aún costumbres ancestrales que terminan siendo uno de los atractivos más poderosos para los visitantes.
Valles
Si en paisajes montañosos buscas historia, aventura, paisajes fabulosos, vida silvestre, gastronomía, arte y mucho más, la Villa de Nuestra Señora de la Asunta de Arequipa lo esconde para que los descubras, ya que está custodiada firmemente por su atractivo natural más imponente: el volcán Misti. Al sur del Perú, entre la costa y los andes, se encuentra una región que lo tiene todo. Tacna alberga monumentos históricos, pinturas rupestres, petroglifos, deslumbrantes playas, aguas termales y –como cereza del pastel- una deliciosa y variada gastronomía. Conocida como La ciudad heroica, no solo enamora por su belleza paisajística, sino por el patriotismo que se respira en sus calles. Y es que, hace poco menos de un siglo –en 1929-, Tacna, tras la firma del Tratado de Lima, volvió a territorio peruano, desatando así, alegría en sus pobladores que nunca olvidaron sus orígenes. Pero este viaje no estará completo si es que no te unes al espíritu incaico. Sí, hablamos de una visita a una de las maravillas modernas del mundo, la gran joya cusqueña y del Perú: el imponente, venerado y ostentoso Santuario Histórico de Machu Picchu, el punto final y de partida de todo turista que visita el Cusco, antigua capital de Perú. Este Patrimonio cultural y natural de la humanidad fue uno de los centros religiosos, culturales y políticos más importantes del imperio incaico y quienes lo visitan, coinciden en que se siente una energía única.
Playas
Puedes combinar todo este recorrido histórico y cultural, sin olvidar alistar en tus maletas tu toalla, sandalias, ropa de baño y bloqueador solar, apuntando al destino indicado, por no decir el perfecto. En los balnearios de La Libertad encontrarás largos espacios de arena fina, con aguas mansas para aquellos que quieran darse un chapuzón u olas perfectas para los que quieran aprender a surfear o para los amantes de los deportes acuáticos.

Cultura Gastronómica

No olvidemos que la riqueza de sus tierras y su diversidad cultural hacen del Perú un país de exquisita y variada gastronomía. Cada ciudad tiene un plato típico con un sabor inigualable. Miles de productos del campo y decenas de culturas vivas, que por siglos han compartido un solo territorio, terminaron creando una infinita oferta, donde sólo el paladar debe elegir.

Respondiendo a su historia, la Cocina Peruana posee una variedad única en el mundo. En los diversos rincones del país podemos encontrar propuestas que se encargarán de endulzar nuestro paladar. La cocina de Lima, Costa Norte, Amazonía, Arequipa, Andina y Novoandina espera llegar a tu mesa para vivir una experiencia gastronómica inigualable.

Principales Ciudades

Valle y Cañón del Colca
Islas de Uros
Huaraz
Trujillo
Arequipa
Cusco y Machu Picchu
Lima
Previous slide
Next slide

Nuestros Expertos

Siempre todo estará bajo control y continuamente estaremos a tu lado.

Nuestros guías expertos te acompañan en todo momento para descubrir la riqueza del lugar que visitas haciéndote sentir parte de ellos.

¡Háblanos de tu viaje soñado!